lunes, 25 de mayo de 2015

Análisis electorales in situ

Dos miembros de las JJ.SS. de Torrijos. 2014.

 


Por Pino Fontelos

Analizar los resultados electorales al día siguiente de su recuento no suele ser difícil. En el caso de las elecciones Autonómicas y Municipales del 24 de mayo, los hay que aciertan en lo básico. Y los hay que no aciertan ni en eso. Por dos razones, distintas aunque complementarias: o continúan con el mismo discurso anquilosado, ante lo que ha supuesto la metamorfosis promovida por la aparición de nuevas fuerzas políticas, generadas en la sociedad civil española junto a una naciente cultura democrática, por fin; o, sencillamente, siguen sin enterarse de lo que pasa en las calles de España porque normalmente, pertenecen a las tradicionales élites políticas, económicas, empresariales o periodísticas que, durante estos últimos 70 año, han flotado, y flotan, a un par de pasos del suelo donde nos encontramos el resto de los mortales; afortunadamente para algunos de ellos, se posarán cuando enfilen una cola en el INEM, y podrán contárselo al resto de conmilitones.
Antes de ejercer mi derecho al voto, miré en la Red el sitio web del Ministerio del Interior, sobre seguimiento del porcentaje de votación. Y topé con un dato muy extraño: una subida de la abstención en un 2% en la comunidad de Castilla-La Mancha. Eso, era algo absolutamente inusual y contradictorio en unas elecciones tan importantes. A la salida del colegio, saludé a varios candidatos de distintas formaciones políticas y me encontré con la diputada nacional torrijeña, Rocío López, a la que comenté el hecho reflejado en los datos del ministerio, junto a la percepción y mi creencia que esa abstención pertenecía a su formación. Se sorprendió ante la información. Y añadí, que si era cierto, y le sumábamos el nuevo cambio político en puertas de producirse y del ellos aún no se enteraban, perderían en esa localidad y, probablemente, en la comunidad. “No me asustes. ¿Cómo vamos a perder?”, me contesto con su  vocecilla suave. Y nos despedimos, mientras pensaba: "si no se enteran y, mañana, todavía muchos de ellos continuarán igual, pues mucho mejor".
Justo nada más cerrar los colegios electorales, 20:14 h., envié a las jóvenes de la imagen de portada, que actuaban como interventoras de su partido en un colegio electoral en la localidad de Torrijos, dos fotografías tomadas hacia las 19:00 horas de la pantalla de mi ordenador, visualizando esos datos mencionados.
 


Recibí un mensaje de contestación al envío de las fotos:
24/05/2015_20:16:28 h.: “Muy igualado".

 
Medité, e inmediatamente me di cuenta: la abstención provenía de votantes del PP. Y contesté, casi a la vez que se producía la gnôsis:
24/05/2015_20:16:45h: “Un tres por ciento menos de participación. Por primera vez, en unas elecciones en España, un 3% de fachas no han ido a votar por vergüenza torera. Hay esperanza”.
 
Al poco recibí tres mensajes seguidos, confirmando la predicción:
 
24/05/2015 20:40:48: Y Pp: 80.
24/05/2015 20:40:33: Psoe: 102.
24/05/2015 20:40:25: Ganemos 44.

 
Hoy, analizando resultados de Torrijos, he comprobado que en mi cálculo en el Segundo Avance de porcentaje de participación, encontraba un 3,23% de abstención. Y el dato final ha sido de un 3,04% menos del voto al PP con respecto al PSOE, lo que confirmaba mi hipótesis planteada sobre los resultados de abstención, que achacaba a los anteriores votantes del PP en las elecciones de 2011. Y, además, la comprobación real de 208 votos de diferencia a favor del PSOE, sobre los 308 iniciales que había calculado de abstención en el PP.
En cuanto a la traslación a los resultados del voto a las elecciones Autonómicas en la comunidad de Castilla-La Mancha, el porcentaje de diferencia en la abstención entre el 2011 y el 2015: un 3,19%, ha supuesto los mismos efectos, confirmando mi hipótesis tomada in situ. Es decir, mientras sucedían las elecciones y aún no habían cerrado los colegios electorales.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario