sábado, 14 de abril de 2012

Una nueva vida en la Esfera Pública Deliberativa

Times Square. New York. Mayo 1993,




Una nueva vida en la Esfera Pública Deliberativa
Por Pino Fontelos

       El inicio de un blog es una aparición en la esfera pública, tal como lo entendemos los que pertenecemos a la Época Moderna. O explicado en palabras de Hannah Arendt, en La condición humana: “significa que todo lo que aparece en público puede verlo y oírlo todo el mundo y tiene la más amplia publicidad posible” . Confieso que la creación de esta bitácora arranca tras el impulso de una profesora de mis estudios de Máster en Investigación en Periodismo, Discurso y Comunicación, en la Facultad de Ciencias de la Información, de la Universidad Complutense de Madrid, que nos animó a ello. Desde hace años escribo un diario, que no tan a menudo lo es en el sentido de crónica diaria, pero sí que guarda la periodicidad exigida para ser considerado como tal. Y le comentaba a la citada profesora, Concha Edo, la existencia de partes del mismo que no podían ser expuestas a la publicidad. Si bien es cierto que otras sí pudieran merecerlo. Y encontrándome en la cavilación de solucionar el dilema, he dado en caer del caballo. Frente a la confrontación de esfera pública y privada, como en la vida misma, podía decidir extraer las partes que puedan pertenecer a una y dejar el una mansa penumbra la otra, permitiéndome publicar extractos de mi diario sin necesidad de mantener duplicidades ni pensamientos paralelos. Y la idea ha surgido sola: una esfera pública deliberativa donde sacar a la luz pasajes del diario y saltarme la cronología establecida –sin que supusiera una traición imposible de llevar a cabo-, ayudado por la relación de dos posibles acepciones, complementarias entre sí: apertura de mis pensamientos e ideas a la publicidad; y definición de un espacio de deliberación libre que ayude a la formación de una cultura democrática.

3 comentarios:

  1. me alegra saber de ti, por estos de los blogs, también.

    Enhorabuena

    un abrazo

    calata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, aunque tú eres más experto que yo en lo de los blogs, por tiempo y por la calidad del mismo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Pino! ¡Qué sorpresa! Ayer me encontré con Mario y me dijo lo de tu blog. En cuanto he podido he entrado a ver qué te contabas. Me gusta lo que veo, seré un lector fiel. Un abrazo.

    ResponderEliminar